,

Arteterapia

Arteterapia

Arteterapia en Madrid

El Arterapia se basa en que todas las personas, tengan o no cualidades artísticas, poseen la capacidad de proyectar gráficamente su medio interno, tanto sus conflictos como sus inspiraciones.
El 
arte es capaz de expresar y plasmar estados emocionales difícilmente clasificables dentro de nuestro vocabulario. Una simple forma, un color, un garabato, puede conectarnos con un momento o con un estado emocional concreto, dotándolo de significado y connotación.

Arteterapaia Gestalt en Madrid

 

 

Existen tantas corrientes arteterapéuticas como corrientes psicológicas a las que el arteterapeuta se adscriba: Conductista, Psicoanalista, Sistémica, Humanista
Los talleres impartidos se encuadran en la corriente 
Humanista Gestalt.
La 
psicología humanista considera que la salud no es solo ausencia de enfermedad, sino que un ser humano sano es aquel que desarrolla al máximo todo su potencial de cuerpo, mente, emoción, espíritu y creatividad.
El 
arteterapia humanista bebe de otras corrientes psicoterapéuticas como es el énfasis de lo corporal emocional de la Bioenergética o el enfoque del darse cuenta, del aquí y del ahora, y la responsabilidad de la Terapia Gestalt.

¿CÓMO ES UNA SESIÓN DE ARTETERAPIA?

La importancia y la efectividad del Arteterapia radican en la realización del proceso, no en la obra final terminada.

El arteterapia humanista se caracteriza por:
  • Centra la atención en el darse cuenta del aquí y del ahora. (El pasado, lo que ocurrió, es importante para saber de dónde viene el conflicto o el dolor. Aunque lo importante es cómo esos sucesos nos afectan en nuestro presente, en nuestro día a día).
  • Atención a nuestro cuerpo, a las sensaciones corporales que nos produce. (Referencia corporal)
  • El proceso como espacio continuo de acción, en el que es importante lo que ocurre desde el principio hasta el final del taller, no sólo la evaluación o conclusión final.
  • Se valora la responsabilidad del participante en dicho proceso, él es quien elige y decide en todo momento.
  • No se interpreta sino que se atiende a lo que está ocurriendo en el presente.
  • No se admiten los juicios de valor sobre obras o actitudes de otros participantes del grupo.
  • Relación mediante el “contacto”, entendiendo éste como presencia plena en el encuentro con el terapeuta y con el resto del grupo.


El cerebro izquierdo, el razonamiento discursivo, sólo entrará en juego al final del 
taller, cuando el participante observé el proceso creado y puede hacer, desde este lugar, consciente lo inconsciente: El “darse cuenta”.

Sesiones individuales de Arteterapia

+ info

 

Ir a talleres de Arteterapia

+ info